Lo escencial en nuestra diferencia con otros es que llevamos a cabo nuestros tratamientos se basan en la constitución individual de la persona a través de los pulsaos chinos y de su COLOR-SONIDO-OLOR-EMOCION (CSOE). El arte se basa en la Ley de los Cinco Elementos, que es la representación de la naturaleza.

Todo el mundo se ve afectado por los cambios de diferente naturaleza, por ejemplo: alergias estacionales. Asistimos suavemente al cuerpo para llegar a poseer su propio balance y ayudarlo a la transición de su salud de una estación a otra. Nuestro objetivo es lograr la sanación del cuerpo. Otros acupunturistas utilizan fórmulas iguales para todos aquellos que tengan un dolor de espalda, sanandolos a través de los mismos puntos o con los mismos tratamientos.

Creemos que la energía es algo sagrado; por ello, elegimos y localizamos con precisión los puntos a fin de lograr el equilibrio. Durante el tratamiento que llevamos a cabo, constantemente leemos los pulsos chinos, para que éstos nos indiquen o nos lleven a las necesidades propias de cada organismo. Otros acupunturistas utilizan muchos más puntos en sus tratamientos, pero no llevan a cabo la lectura de pulsos con regularidad o inclusive no los toman en cuenta en ninguna sesión.

Acupuntura Clásica de los Cinco Elementos